viernes, 30 de abril de 2010

Fuentes de aguas subterráneas en países de la Unión Europea


Una descripción breve general de las fuentes de aguas subterráneas mas destacadas de los países miembros de la UE contenido en el informe "calidad y cantidad de agua subterránea en Europa", de la Agencia de Medio ambiente Europea (EEA), Junio 1999, y que se detalla en los siguientes párrafos [5]:
Austria

Las aguas subterráneas de Austria cubre cerca de un tercio del territorio nacional. El agua subterránea en áreas cársticas, 15,000 km2 en extensión (18% del territorio nacional), y el agua subterránea en medio poroso., 10,000 km2 en extensión (12% del territorio nacional), forman los recursos de aguas subterráneas mas importantes en Austria. Además, existe un único y productivo fuente de agua subterránea en los Alpes Centrales, la Cordillera Bohemia y en las tierras fronterizas a la región alpina, y algunas áreas mayores con aguas subterráneas en Austria alta y baja, Burgerland, Styria y los Valles alpinos.
Dinamarca
Los recursos acuíferos daneses de aguas subterráneas están situados fundamentalmente en medio poroso. Todas las regiones combinas tienen un área de 43,216 km2 que corresponde a 99.9% del territorio danés nacional. Los recursos en medio poroso pueden dividirse en arenas cuaternarias y gravel en áreas de deposito, en arenas del Mioceno y depósitos de gravel y depósitos de creta.
Finlandia
Las formaciones geológicas de Finlandia es una roca madre cristalina del precámbrico., la cual esta cubierta por capas de depósitos del cuaternario. La roca del periodo precámbrico es material sólido que permite movimientos de agua bajos y pequeñas cantidades de agua. No existe Karst en las aguas subterráneas por la falta de minerales de Calcio en la roca madre cristalina. El agua subterránea en medio poroso consiste en acuíferos glacifluviales (eskers y otro grava y formaciones arenosas). Los otros acuíferos consisten en pequeñas morrenas y acuíferos salinos.
Francia

Tres tipos de regiones de aguas subterráneas que se pueden distinguir. Los expertos estiman que un 30% de estas regiones están situadas en medios porosos, <10% en medio cárstico y sobre un 60% en otros medios.
Grecia

El potencial de aguas subterráneas de Grecia es de 10,300 mio m3/año, mientras 7,400 mio m3/año es karst en agua subterránea. Las aguas de fuentes naturales son generalmente agua superficial, y por lo tanto no se incluye como aguas subterráneas potenciales.

Islandia

Los recursos de aguas subterráneas están situadas en dos áreas principales. En el cuaternario tardío hyaloclastitas y lavas basálticas existen 40,000 km2 altamente permeable de acuíferos profundos, un área que representa un 35% del área nacional. Los otros acuíferos son mas superficiales y con menor permeabilidad, y se sitúan en lavas basálticas del terciario o principios del cuaternario. La extensión de estos acuíferos es de 60,000 km2 – sobre un 45% del territorio nacional.
Irlanda

El área total de Irlanda es de 70,000 km2. La estructura geológica de Irlanda consiste en cuarcitas y esquistos del precámbrico, arenas del periodo devonico, calizas del carbonífero y otras formaciones menores. Los únicos acuíferos extendidos con permeabilidad intergranular se encuentran en los depósitos cuaternarios. Los acuíferos irlandeses son relativamente delgados y normalmente pequeños en su extensión lateral. En las partes mas al Oeste del país existen acuíferos cársticos. En Irlanda el total de acuíferos se estima del orden de 18,870 km2.
Italia

Se ha estimado que mas del 50% de los recursos de aguas subterráneas son de media poroso, 157,244.86 km2 en extensión. Los acuíferos de aguas subterráneas en medio cárstico se extiende en 50,615.11 km2 (esto significa 16.76% del territorio nacional) y finalmente hay dos recursos de aguas subterráneas mas pequeños en medio de roca volcánica con un área de 13,488.78 (significa 4.46% del territorio nacional).
Países Bajos

Los Países Bajos cubren una extensión de 38,000 km2 densamente poblada. Es un país muy industrializado y el uso agrícola de los suelos es uno de los mas intensivos del mundo. Debido al uso de la tierra existe un gran problema de contaminación de las aguas subterráneas en grandes áreas, especialmente en regiones arenosas, que cubre un 42% del total del país. En mas del 90% del país los niveles de agua subterránea son menores de 4m por debajo del nivel superficial. Solo en las regiones montañosas centrales formadas por glaciares se puede medir un nivel mas profundo.
Noruega

En Noruega existen dos tipos de acuíferos principales: roca madre sin porosidad primaria pero con fisuras, grietas secundarias, y otros depósitos superficiales cuaternarios fracturados con porosidad primaria.
Acuíferos de roca madre: a excepción del suelo arenoso o de piedra de formación eólica del pérmico en Brumunddal y algunas rocas volcánicas también del pérmico, las rocas madre de Noruega son principalmente porosas y no son permeables a pequeña escala. La presencia de agua subterránea esta restringida a fisuras formadas por fracturas tectónicas, y en menor medida a fracturas abiertas y huecos debido a la disolución de la roca caliza y otros minerales porosos y con grietas, normalmente calcita. La abundancia de agua entre fracturas y la frecuencia de fisuras son controladas fuertemente por tipo de roca, espesor y orientación de paleo estrés y estrés mas temprano. Estos factores también controlan los modelos de fracturas actuales e influyen fuertemente en la topografía.
Los acuíferos cuaternarios: los depósitos cuaternarios representan un buen acuífero en deltas con márgenes helados y en valles glacio- fluviales. Los pozos de extracción de agua en estas zonas pueden producir cantidades de agua del orden de 10 a 100 veces mayores que los pozos en la madre roca. Varias ciudades, pueblos y zonas rurales, al igual que compañías industriales usan estas aguas de gran calidad. Las aguas subterráneas en acuíferos fluviales en los valles se infiltra de ríos y es de muy buena calidad. Los depósitos de estas zonas sirven como modos de filtración naturales. La producción de pozos en estos acuíferos puede dar alrededor de 100L/seg.
Portugal

En Portugal los sistemas acuíferos principales son medio poroso y karst. El área formada por medio poroso corresponde a 26,000 km2 (i.e. 29.4% del territorio nacional), el agua subterránea en karst esta formada por un área de 5,500 km2 (i.e. 6.2% del territorio nacional). Los sistemas acuíferos están localizados en el borde del Mesocenozoico Occidental y Meridional y embalses terciarios de Tejo y Sado. La producción media es del orden de 10 y 30 l/s por pozo. Alrededor de un 40% de estos acuíferos tienen una productividad mayor de 30 l/s. En general los acuíferos no confinados tienen una vulnerabilidad grande o moderada. Algunos de estos acuíferos están localizados en suelos residuales o rocas antiguas, como formaciones ígneas o metamórficas, que son recursos locales importantes. La productividad de estos acuíferos es menor de 3 l/s y están relacionados con los periodos secos y húmedos.
España

Mas de un tercio del territorio español contiene aguas subterráneas confinadas en acuíferos. El agua subterráneas en zonas porosas ocupa una extensión de 79,258 km2 (16% del total del País), aguas subterráneas cársticas se extienden en un área de 54,628 km2 (11% del total del País) y otros recursos de aguas subterráneas se pueden encontrar en un área de 38,644 km2 (8% el total del País).
Suecia

Los acuíferos principales se encuentra en depósitos de grava y glaci-fluvial arenosos. Estos cubren solo una parte del territorio sueco, aunque mas de tres cuartos de la población sueca esta provista de agua potable de estos recursos. Estos cubren solo unas cuantas áreas del territorio sueco, aunque mas de tres cuartos de la población sueca se les provee de agua por medio de estos recursos. Morrenas otro acuífero poroso, cubre un 75% del País. Ocasionalmente se pueden alcanzar buenas producciones a partir de estos depósitos, pero los pozos en este área son principalmente para uso domestico. Los acuíferos en roca sedimentaria porosa se encuentra en las zonas mas al Sur de Suecia. Son pequeñas regiones comparadas con el total del área de Suecia. Los acuíferos en el área de roca madre tiene las zonas mas extensas de acuíferos. Estos se pueden encontrar en todo el país. Los pozos que se taladran en estas áreas tienen una producción de a penas 1L/seg., y son principalmente suministros de agua privada por casas individuales.
UK – Inglaterra y Gales

Los tres acuíferos principales son tiza, suelos de arena y piedra de Sherwood y caliza del Jurasico que están consolidados como formaciones sedimentarias con doble porosidad. Los acuíferos de menor tamaño tienen características similares. Son formaciones en las cuales el agua subterránea fluye con componentes formando acuíferos complejos. Estas características hacen que el muestreo representativo sea difícil. Otro aspecto es que cuerpos de agua subterránea pequeños pero de gran importancia están situados en acuíferos sedimentarios consolidados que son fuertemente explotados.

Read more: http://www.lenntech.es/agua-subterranea/fuentes-agua-subterranea.htm#ixzz0maI4yLxD

jueves, 29 de abril de 2010

Aguas subterráneas en Paraguay





En este artículo pretendemos abordar la temática del agua subterránea en Paraguay. En primer lugar, es oportuno recordar que de toda el agua existente en la tierra, el 97,6% es salada y apenas el 2,4% es dulce; se puede ver que parecería muy poco en relación a la existencia de agua “sin sales”, por usar una expresión. Si luego tomamos ese 2,4% de agua dulce como un 100%, es de destacar que el 78,1% es hielo, por lo que no se hace accesible al ser humano, el 21,5% es agua subterránea y solo el 0,4% es agua superficial (ríos, arroyos y otros). En conclusión, las reservas más grandes del mundo están debajo de nuestros pies.

Lic. Carmen Diana Rojas Giménez
Especialista en Ciencias Naturales con Orientación en Geología.

Si pasamos al caso de Paraguay, no es adecuado aún poder afirmar cuántos metros cúbicos per capita disponemos, pero los cálculos que ya se han realizado hacen pensar que nuestro país es afortunado por cantidad de agua con que cuenta.

Si nos enfocamos a las aguas subterráneas, es bueno antes que nada tener claro qué son las aguas subterráneas y qué son acuíferos. En la jerga popular, hasta se toman como sinónimos, y en realidad son complementarios.

Hoy quisiera, desde este escrito, poder esclarecer algo que se lee y que se escribe cuando se quiere hacer mención del Acuífero Guaraní o el Patiño, que frecuentemente escucho suelen mencionar (las personas que no están interiorizadas en el tema) que hay “un río o un lago bajo nuestros pies” y que eso es un acuífero.

No quiero terminar con el mito, pero sí aclarar qué es lo que ocurre en verdad.

El agua subterránea, como su propio nombre lo dice, es aquella que se encuentra en el subsuelo, llenando los espacios vacíos que allí existen; por lo tanto, los acuíferos son los materiales de subsuelo (formaciones geológicas) que tienen la capacidad de almacenar agua y liberarla en cantidad suficiente para diversos usos. Y no se debe pensar que existe un solo tipo de acuífero; eso depende del material que lo compone, de la forma como se almacena el agua y de su extensión.

Hay que tener en cuenta que Paraguay cuenta con acuíferos regionales de gran extensión, como el Guaraní, el Yrendá y el Cuaternario; acuíferos regionales de extensión restringida, como Agua Dulce, Adrián Jara, Patiño y Caacupé; y acuíferos locales, por mencionar algunos: Chaco Central, Palmar de las Islas, Itacurubí.

Los usos que hoy en día se dan a las aguas subterráneas en nuestro país son: abastecimiento público, doméstico e industrial, agricultura, ganadería y acuicultura, agua para la naturaleza, entre otros.

En general, la gente conoce de las bondades de las aguas subterráneas, pero creo que no se ponen a abordar el tema a profundidad y, como no se puede ver lo que ocurre, por lo general la ciudadanía no se cuestiona sobre el tema.

Según informes que están disponibles en la Senasa, MSPBS, si se toman como referencia los departamentos del país, los 17 departamentos utilizan agua subterránea y superficial para consumo humano; Caazapá solo utiliza agua subterránea. Si vamos al detalle de observar más de cerca las capitales departamentales, tomando siempre en cuenta el abastecimiento público, y sobre todo enfatizando que en las capitales departamentales es donde se concentra mayor cantidad de personas, son 11 capitales las que se abastecen exclusivamente de aguas subterráneas para el uso mencionado anteriormente.

Entonces, con esta simple información, ya nos da ahora un panorama más claro de lo trascendental del cuidado que debemos darle al recurso agua y en especial al agua subterránea.

Otro mito por deconstruir, para poder construir con hechos reales, es que mucha gente cree que porque el agua está en las profundidades de la tierra está a salvo de contaminarse y eso no es así; al contrario, hay que recordar que el agua es un elemento muy dinámico y por ese mismo hecho es vulnerable, bajo ciertas circunstancias, a la contaminación y a la polución.
Por lo cual, todo lo que hagamos en la superficie de la tierra afecta al ciclo hidrológico que, al fin, en algún momento pasa por los acuíferos.

Una de las grandes fuentes de contaminación —por mencionar alguna— es la carencia de un sistema de tratamiento de efluentes urbanos y menos aún rurales, de recolección de residuos sólidos y de sistemas de tratamientos para industrias.

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:Elt1rs0PdUcJ:iabc.com.py/suplementos/rural/articulos.php%3Fpid%3D507347+aguas+de+paraguay&cd=10&hl=es&ct=clnk&gl=ve&client=firefox-a

ESTADO Y GESTIÓN DE LOS RECURSOS HÍDRICOS EN EL ECUADOR



Por: Dr. Ing. Remigio H. Galárraga Sánchez, M.Sc

Profesor Principal
Departamento de Ciencias del Agua
Escuela Politécnica Nacional
Quito, Ecuador
5932 228113

1.- ANTECEDENTES

Los Recursos Hídricos de la República del Ecuador están sujetos a una presión que es una función de la demanda del agua para satisfacer las múltiples necesidades que dependen de ella y de la desigual distribución del agua tanto en el espacio como en el tiempo. Muchas instituciones públicas y privadas nacionales tienen que ver con este cada vez más escaso recurso natural, lo cual perjudica su racional accionar al momento de servir a las comunidades y habitantes asentados dentro de sus fronteras, los cuales en muchos de los casos, comparten y litigan con fronteras naturales, políticas y administrativas.

La conservación, el manejo adecuado y sustentable del agua es particularmente importante en el país, pues las desigualdades de riqueza potencial entre diferentes cuencas y entre los diferentes actores sociales están estrechamente vinculadas al acceso al agua; adicionalmente, el 70% de la energía eléctrica en el Ecuador es de origen hidráulico.

2.- CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR

La República del Ecuador está localizada en la parte noroeste de América del Sur. Geográficamente está ubicada entre las siguientes coordenadas: 1°28’39” de Latitud Norte; 5°01’00” de Latitud Sur; 75°11’49” de Longitud Este y 81°00’37” de Longitud Oeste. El Ecuador también está constituido de la Región Insular de Galápagos, la cual está ubicada entre las siguientes coordenadas geográficas: 1°39’00” de Latitud Norte; 1°23’00” de Latitud Sur; 89°14’00” de Longitud Este y 92°00’30” de Longitud Oeste. Los límites del Ecuador son: al Norte y Noreste con Colombia, al Este y Sur con Perú y al Oeste con el Océano Pacífico. El Ecuador tiene una extensión territorial de 256.370 Km². El Archipiélago de Colón o Galápagos está compuesto por 13 islas, 17 islotes y 47 rocas de diferentes tamaños de origen volcánico; tiene una superficie de 8006 Km² y está ubicado a 1000 Km. del territorio continental. La conformación del sistema hidrográfico en el Ecuador y por lo tanto la definición de las cuencas hidrográficas, está determinado por la localización de la Cordillera de los Andes, la cual atraviesa el Ecuador de Norte a Sur.

La ubicación de la Cordillera de los Andes da lugar a la conformación de tres regiones naturales continentales muy diferenciadas: la Región Litoral o Costa, la Región Interandina o Sierra, la Región Amazónica u Oriental. Además se define una cuarta región, la Insular, que comprende el Archipiélago de Colón, Provincia de Galápagos.

Según la Nueva Constitución Política vigente a partir del 10 de Agosto de 1998, “El Ecuador es un Estado social de derecho, soberano, unitario, independiente, democrático, pluricultural y multiétnico. Su gobierno es republicano, presidencial, electivo, representativo, responsable, alternativo, participativo y de administración descentralizada”. El Territorio del Ecuador es indivisible. Para la administración del Estado y la representación política se dividen en provincias, cantones y parroquias. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), proyectó para el año 2000, una población de 12´572418 habitantes, siendo, por tanto, su densidad poblacional de 49.04 hab/Km² y su tasa de crecimiento poblacional de 2.11% anual.

3.- ESTADO DE LOS RECURSOS HÍDRICOS EN EL ECUADOR

El territorio nacional se divide en 31 Sistemas Hidrográficos, conformados por 79 cuencas. Estos sistemas corresponden a las dos vertientes hídricas que naciendo en los Andes drenan hacia el Océano Pacífico en un número de 24 cuencas, la cual representan 123.243 Km2, con un porcentaje de superficie del territorio nacional de 48,07%; y en un número de 7 hacia la Región Oriental, la cual enmarca una área de 131.802 Km2 y que representa el 51,41% del territorio nacional. La superficie insular aledaña al continente es de 1.325 Km2, que representa el 0.52% del territorio nacional.

Los aportes totales de la red hidrográfica nacional, con un error del 30% probable, son de 110 billones de m3 por año en la vertiente del Océano Pacífico y de 290 billones de m3 por año en la vertiente Amazónica. Existe una gran heterogeneidad de la distribución espacial de los caudales en las diferentes regiones geográficas del Ecuador, dado por las diversas condiciones físico-climáticas imperantes en el territorio nacional. El grado de uso del agua subterránea en el Ecuador es bajo, a excepción de la hoya de Latacunga.

4.- USO Y MANEJO DEL AGUA EN LAS CUENCAS DEL ECUADOR

4.1.- Uso y Manejo de Agua Potable y Saneamiento

La cobertura de los servicios de agua potable y alcantarillado para 1998, con 36.8% y 41.8%, del total de hogares, respectivamente, colocan al Ecuador en un nivel intermedio de prestación de este servicio, con relación al resto de países de América Latina. El área urbana y la cobertura de infraestructura de agua potable y alcantarillado del Ecuador se ha incrementado notablemente en las últimas cuatro décadas, dando lugar al desarrollo acelerado de ciudades intermedias como el caso de Cuenca, Machala, Ambato y Santo Domingo de los Colorados.

En general, la mayor desproporción en la cobertura se observa entre las áreas urbanas y rurales, siendo especialmente críticas las carencias en las áreas rurales de la región Oriental y de las provincias de Cotopaxi, Tungurahua, Imbabura y Esmeraldas, problema que viene acompañado de otros factores como la reducida productividad agropecuaria o la concentración de la distribución de la tierra y el agua; este problema se ha agudizado en los últimos años, pues la cobertura media de agua potable en el ámbito rural habría disminuido de 38% a 32%, mientras que la cobertura urbana se habría incrementado de 60.1% a 74.3%. En lo que a cobertura urbana se refiere, las carencias mayores se encuentran en las provincias de Napo, Guayas y Esmeraldas, con coberturas menores al 50%.

Estos porcentajes no dan cuenta de los problemas de calidad de los cuerpos receptores y de fallas en el funcionamiento de los sistemas cuando ocurren lluvias intensas. La única ciudad que cuenta con un sistema de tratamiento completo de sus aguas servidas es Cuenca; de los 214 cantones del país, apenas 19 tienen algún tipo de tratamiento, mayoritariamente lagunas de oxidación. Las cuencas de drenaje urbano (y por ende sus sistemas de alcantarillado), presentan problemas de crecidas y caudales máximos, como resultado del cambio del uso del suelo fruto de los desordenados procesos de urbanización. Pese a esto, con excepción de las ciudades de Quito y Cuenca, existe una escasa atención a actividades permanentes de hidrometría e hidrología urbana en las instituciones encargadas del manejo del agua potable y alcantarillado.

El manejo del abastecimiento de agua potable y alcantarillado en el ámbito urbano, se realiza a través de las Municipalidades y Empresas de Agua Potable, cuyos directivos principales son renovados con el cambio de las autoridades municipales, en la mayor parte de los casos. Existen en la actualidad dos casos de participación privada, Zamborondón en la provincia del Guayas y Tena en la provincia de Napo. En el ámbito rural, a estas unidades se suman las Juntas de Agua. Pese a que estas entidades tienen cierta autonomía, sin embargo acusan un patrón bastante uniforme de subvenciones gubernamentales para proyectos de capital y operación y mantenimiento; los ingresos de operación sufragan entre 59 y 77% de los costos de operación, la diferencia y otros costos de estas empresas corresponderían a subvenciones.

Para mantener los ritmos actuales de desperdicio y de consumo, se requiere una producción de alrededor de 320 lt/hab/día. De mantenerse esa tasa de consumo y la cobertura del servicio de agua estimada para 1995 hasta el fin de siglo, la producción de agua potable necesaria para el año 2000 será de aproximadamente 72 millones de m3/mes. La racionalización del consumo y disminución de las pérdidas, de modo de poder disminuir la producción a un valor razonable de 250 lt/hab/día, permitiría que con el mismo volumen de agua se pueda incrementar la cobertura de 57% a 74%; esta parece ser la tendencia, pues las fuentes más económicas y abundantes ya se han explotado.

4.2.- Calidad del Agua

Para 1996, los problemas ocasionados por la calidad del agua que se consume son palpables: la enteritis y otras enfermedades diarreicas son las causas principales de mortalidad infantil, que ocurre a una tasa de 8.6 por cada 1000 nacidos vivos en el ámbito nacional. Pese a la presencia de contaminación industrial urbana, especialmente en los ríos que drenan grandes ciudades, la falta de caracterización de los vertidos impide el poder determinar el comportamiento de los cuerpos receptores ante dichas solicitaciones.

Casi todos los ríos del país cercanos a las áreas urbanas tienen altos niveles de coliformes, DBO, nitrógeno y fósforo. Si bien los estudios realizados son escasos, confirman la utilización de pesticidas en la agricultura (algunos de ellos de prohibida importación), en los suelos de las cuencas de aportación de agua potable de las ciudades, incluso sobre cotas de terrenos no aptos para uso agrícola. Desde inicios de la década de los 80’s, el aumento dramático de la explotación artesanal de oro, genera problemas de contaminación de metales pesados hacia los ríos que drenan en los diferentes distritos mineros, limitando los diferentes usos y afectando a otras actividades en las partes inferiores de estos. Pero la contaminación de origen petrolero es quizá la contaminación industrial más importante en el país; sin embargo, valores a corto plazo más obvios hacen que los ecosistemas acuáticos sean sacrificados en los ríos y cuencas.

Las áreas con más alta contaminación de sus recursos hídricos en el país son: el Golfo de Guayaquil, que incluye los ríos Daule y Babahoyo; cuenca del río Portoviejo y la parte baja de los ríos Chone, Esmeraldas, Cayapas y Santiago; cuenca de los ríos Pindo, Chico y Puyango; en la vertiente Amazónica, las cuencas de los ríos Napo, Pastaza y Zamora; en la región interandina, las áreas de influencia de las ciudades de Quito, Cuenca, Ambato, Loja e Ibarra.

El manejo de la calidad del agua se realiza a través de numerosas instituciones gubernamentales con funciones superpuestas, en medio de un marco legal abundante, pero que no ha proporcionado un sistema efectivo de gestión.

Dos fenómenos contrapuestos se presentarán en los próximos años: por un lado, el aumento de los volúmenes de desechos líquidos y sólidos producto del crecimiento poblacional y la actividad industrial; y por otro, la demanda de agua de buena calidad para abastecimiento humano, industrial y agrícola. También es de esperar el aumento de desechos peligrosos provenientes de la industria petrolera, minera y de fertilizantes y pesticidas usados para la agricultura.

4.3.- Uso y Manejo del Agua para Electricidad

De los sistemas hidroeléctricos en operación, el 88.32% de la energía proviene de grandes centrales hidroeléctricas, el 9.22% de medianos aprovechamientos; y, el 2.46% de pequeñas centrales, para una potencia instalada total de 1456 Mw. La producción y comercialización estuvo mayoritariamente en manos del Instituto Ecuatoriano de Electrificación (INECEL) y de las diferentes Empresas Eléctricas, en las cuales INECEL tenía una participación mayoritaria. La excepción ha sido la Empresa Eléctrica del Ecuador (EMELEC), la cual goza de una concesión que le permite producir, distribuir y comercializar la energía eléctrica en la ciudad de Guayaquil. La estructura actual de sector eléctrico nacional está conformada de la siguiente forma:

a) El Consejo Nacional de Electricidad (CONELEC);
b) El Centro Nacional de Control de la Energía (CENACE);
c) Las empresas eléctricas concesionarias de generación;
d) La Empresa Eléctrica Concesionaria de Transmisión; y
e) Las empresas eléctricas concesionarias de distribución y comercialización.

El CONELEC ejerce las actividades de regulación y control del sector eléctrico, el CENACE tiene a su cargo, la administración de las transacciones técnicas y financieras del Mercado Eléctrico Mayorista.

Para 1998, la cobertura de población con acceso a electricidad alcanzó valores cercanos al 92.7%, con una cobertura para la ciudad de 99.7% y una cobertura para el campo de 82%. Pero estas cifras no reflejan los problemas del sector eléctrico, que se evidenciaron en los estiajes del río Paute de los últimos años y que provocaron racionamientos de energía, en el ámbito industrial y doméstico. El 70% de la energía producida es de origen hidráulico (mayoritariamente aprovechamientos de mas de 50 Mw), y el restante 30% con generación térmica.

En la actualidad, acogiéndose a la Ley de Modernización, hay una participación creciente del sector privado en la generación de electricidad. Según las disposiciones legales vigentes, INECEL desapareció y vendió sus instalaciones de generación, transmisión y distribución, para dar paso al Consejo Nacional de Electricidad (CONELEC); el cual se ha convertido en un ente normador y regulador directo del sector, dando paso a la constitución de empresas abiertas a la participación de capital privado, en los proyectos de generación, transmisión, distribución y comercialización que manejaba INECEL.

El mayor problema de los proyectos de generación de energía, en relación con la calidad de agua, son los sólidos suspendidos que provocan un excesivo desgaste del equipo hidromecánico y el arrastre de sedimentos que acorta la vida útil de los embalses. Para protección de la central hidroeléctrica del Paute y para regular los caudales de la misma, se implementará a corto plazo el proyecto Mazar. Igualmente, deberá mantenerse e incrementarse programas de manejo de las cuencas hidrográficas con aprovechamientos hidroeléctricos, particularmente en la de los ríos Paute y Pastaza.

4.4.- Uso y Manejo del Agua en Riego

El área regable neta del Ecuador es de aproximadamente 3’136.000 Has, el 93.3% de las cuales están sobre las cuencas de la vertiente del Pacífico y la diferencia sobre la vertiente Amazónica. La cuenca más importante en extensión es la del río Guayas, que representa el 40.4% de la superficie regable del país, seguida de la del río Esmeraldas con el 12.6%. Del total del área regable, apenas 560.000 Has están bajo riego, lo que representa el 30% de la superficie cultivada del país. Sin embargo la agricultura bajo riego tiene una significación mucho mayor que la de secano, aportando aproximadamente con el 75% del valor de la producción agrícola nacional.

La mayor parte del consumo de agua del Ecuador se destina al riego, estimándose su uso en un 80% del consumo total; sin embargo, las pérdidas en la captación, conducciones primarias, secundarias y terciarias y en el ámbito de parcela, hacen que las eficiencias varíen entre el 15% y 25%.

Pese a que es poco lo que se conoce sobre el riego privado, estos sistemas cubrirían aproximadamente 460.000 Has (83%), correspondiendo la diferencia, esto es 108.000 Has a cultivos regados con sistemas públicos. Existe una desigual distribución de la tenencia del agua, que confirma la desigual distribución de la tenencia de la tierra: el 88% de los beneficiarios del riego, minifundistas, disponen de entre el 6 y el 20% de los caudales totales disponibles; en contraste, entre el 1 y 4% del número de beneficiarios, hacendados, disponen del 50 al 60% de los caudales disponibles.

En riego público se han realizado ingentes inversiones en proyectos de propósitos múltiples, pero con costos que exceden largamente a los beneficios; lo que es más grave, buena parte de los costos del riego no se destinó al subsidio a los agricultores, sino que se desperdició en costos no recuperables de infraestructura de riego improductiva e imposible de vender. Los beneficios de los proyectos son proporcionales al tamaño de las propiedades, siendo los grandes terratenientes los que reciben participaciones desproporcionadamente mayores.

En 1994 el manejo y administración del agua se modificó considerablemente, con la desaparición del Instituto Ecuatoriano de Recursos Hídricos (INERHI) y la creación del Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH), sin las funciones de estudiar, construir y operar sistemas de riego, pero manteniendo las responsabilidades de regular los varios usos del agua, así como la de formular políticas para el aprovechamiento y gestión de los recursos hídricos, conceder y administrar las concesiones de derechos de uso de agua, preparar los planes de inversión, establecer las normas y regulaciones que normalicen el uso del agua y la coordinación de la gestión gubernamental y regional en la administración del agua. Paralelamente, se definió como política de Estado la transferencia de los sistemas de riego a los usuarios, para lo que se cuenta con un financiamiento del Banco Mundial. La situación actual del riego público se ha agravado, pues las Corporaciones Regionales de Desarrollo, cuentan con escasos recursos materiales, económicos y financieros para operación y mantenimiento de los sistemas de riego estatal.

5.- INTERVENCIÓN PÚBLICA Y PRIVADA EN EL AGUA

Según la Ley de Aguas vigente, el agua de los ríos, lagos, lagunas, manantiales y las subterráneas, son bienes nacionales de uso público, están fuera del comercio y su dominio es inalienable e imprescriptible. Su asignación se realiza mediante concesión de derechos de aprovechamiento por parte del CNRH, a través del dictamen del Jefe de la Agencia de Agua.

Las inversiones realizadas y por realizar en infraestructura para aprovechamiento hidráulico tienen un elevado peso sobre la composición de la deuda externa del Ecuador, sin embargo tiene defectos derivados principalmente de la falta de un enfoque global y de la deficiente información hidrometeorológica. En contraste, las instituciones encargadas de la investigación, planificación y administración del recurso agua no han tenido prioridad para acceder a un presupuesto digno.

A la falta de coincidencia de la división político administrativa del Ecuador con los sistemas hidrográficos existentes, se suma la superposición y ambigüedad institucional respecto a concesión de derechos de aprovechamiento, control de calidad de agua, cobro de las tarifas y manejo de cuencas (para lo que no hay responsabilidades institucionales concretas).

Para el estudio de la evaluación de la disponibilidad, calidad y administración de usos del agua en todo el territorio nacional, el Estado cuenta con varias instituciones encargadas de esas tareas: el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología – INAMHI, adscrita al Ministerio de Energía y Minas; la Subsecretaria de Saneamiento Ambiental (adscrita al Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda); nueve corporaciones de Desarrollo Regional (CEDEGE, CRM, PREDESUR, CREA, CORSINOR, CORSICEN, CODELORO, CODERECH, CODERECO), dos entidades para la región marítima costera (DIGMER e INOCAR), todos los municipios y consejos provinciales; y como entidad central está el CNRH, constituido como un cuerpo colegiado de cuatro ministerios y la Secretaría Nacional de Planificación. Esta multiplicidad institucional no está orgánicamente estructurada; el CNRH, por un lado depende de ministerios (Ministerio de Agricultura y Ganadería, de Finanzas y Crédito Público, de Energía y Minas, de Desarrollo Urbano y Vivienda) sobre los cuales debería ejercer rectoría en materia de agua y por otro carece de representación de los usuarios que más necesitan del agua.

El esquema de tarifas del agua para sus diferentes usos, en general indiferenciado y subsidiado, es un limitante para recuperar los costos de operación y mantenimiento y a la vez disminuir el desperdicio y las pérdidas no técnicas. Igualmente, las penas establecidas por contaminación del agua no guardan relación con la gravedad de las faltas y no se establecen estímulos para motivar cambios en los procesos productivos.

En cuanto al riego privado, durante la presente década se ha incrementado notablemente el área y el uso de agua para el cultivo de flores (en Imbabura, Pichincha y Cotopaxi, principalmente), de banano, especialmente en las provincias de El Oro, Guayas, Los Ríos y Esmeraldas. También en las cuencas que vierten al Pacífico, especialmente de las provincias de Guayas, Manabí y Esmeraldas, la expansión de la producción de camarón presiona sobre el agua y sobre el suelo de los manglares, provocando su retroceso. En general, son procesos tecnológicos sofisticados y orientados a la exportación.

El riego particular, privado y comunitario, tiene un enorme potencial de aporte económico para el país, con inversiones relativamente pequeñas y recoge una larga experiencia de gestión social del agua, con bajos costos de implementación y manejo.

6.- PROBLEMÁTICA RELEVANTE EN EL USO Y MANEJO DEL AGUA EN LAS CUENCAS

La escasez de agua es alarmante en las provincias de Loja, la costa de Manabí, la parte occidental de la península de Santa Elena en Guayas y partes de las provincias de Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, ubicadas en la cuenca alta del río Pastaza. Los niveles de precipitación son en general bajos, con una escasa capacidad de regulación anual del agua disponible.

La solución al problema de déficit de agua en las cuencas deficitarias del país no es única. Así, para las cuencas identificadas como deficitarias con abundancia de aguas sobrantes, como el caso de la cuenca del Guayas, se puede trasladar caudales hacia zonas deficitarias como la Península de Santa Elena; la cuenca del Esmeraldas podría transferir caudales excedentes hacia la del Guayas; la cuenca del río Pastaza puede aportar volúmenes considerables a las de los ríos Chimbo o Chanchán.

Para las cuencas deficitarias con sobrantes mínimos, la solución es el trasvase desde otras cuencas, sin dejar de lado otras soluciones, como podría ser la conservación del agua. Este es el caso de las cuencas de los ríos Muisne, Cojimíes, Jama, Chone, Portoviejo, Jipijapa, Zapotal, Taura, Balao y Arenillas-Zarumillas.

La ejecución de los proyectos binacionales Catamayo-Chira y Puyango-Túmbez, con un enfoque integral puede ser solución a largo plazo para el déficit hídrico y desertificación de la provincia de Loja, y para satisfacer la demanda en la provincia de El Oro.

Uno de los mayores impactos ambientales producidos por el agua es el resultante de los excesos de agua por precipitaciones estacionales y extraordinarias, como las ocasionadas por el fenómeno de El Niño, especialmente crítico en vivienda y cultivos de zonas propensas a inundaciones y en grandes extensiones de las partes bajas de las cuencas de la costa. Los sectores más afectados son el sistema vial, la agricultura y la ganadería. Los efectos mas importantes están dados en los efectos destructivos en la infraestructura vial y pública, de la costa principalmente, destrucción de propiedad privada, muerte de personas y animales, aparecimiento de epidemias, daños al sector agrícola por una reducción brusca de su productividad e incremento de los precios de bienes y servicios, y disminución de alimentos, medicinas, bienes en general.

Las condiciones físicas de las cuencas hidrográficas acompañadas de condiciones hidrometeorológicas en muchos casos extremas tienen un impacto directo en la producción de sedimentos y en la degradación de las mismas, las cuales son acentuadas por la acción directa del hombre, especialmente por la expansión de la frontera agrícola hacia las tierras altas de montaña, especialmente los páramos y zonas boscosas. Esto conlleva a una perdida paulatina, pero considerable de los suelos y la reducción de la capacidad productiva de los mismos, un incremento en el escurrimiento superficial, disminución de la capacidad de retención de agua en los suelos y una alteración del ciclo del agua a nivel de cuenca.

El uso del agua en varias actividades conlleva a la contaminación de la fuentes de suministro de agua y produce una degradación de la calidad de la misma, se produce un incremento en el número de enfermedades de tipo hídrico, efectos negativos en muchos de los casos irreversibles al medio ambiente y la degradación genética de fauna y flora. Los principales elementos de contaminación en el Ecuador son: uso indiscriminado e indebido de productos químicos en la agricultura, incorporación de contaminación biológica producto de los desechos humanas urbanos y tóxicos de industrias y fábricas. Existe además contaminación debido a la salinización, presencia de los desagües de camaroneras, intrusión de agua salada a los acuíferos costeros, y contaminación en zonas auríferas, principalmente por mercurio. Este fenómeno se ha visto incrementado y acelerado en los últimos tiempos además por la ineficiencia del estado en el control adecuado y punitivo de la contaminación.

Finalmente, los problemas asociados al agua no son únicamente atribuibles al recurso en si, sino también a la baja capacidad institucional en el manejo y gestión del agua, los cuales tienen que ver entre otras puntos, con la inestabilidad de los mas altos niveles de dirección de los organismos relacionados con el agua, las dificultades financieras que las entidades encargadas del manejo y gestión de los recursos hídricos pasan debido a la crisis económica nacional, una débil y desarticulada gestión institucional en materia de recursos hídricos, una falta de coordinación entre las entidades encargadas del manejo y gestión del agua, un inadecuado sistema de recolección de datos hidrometeorológicos, una falta de personal altamente capacitado y una existencia mínima de operación y mantenimiento de los sistemas de recursos hídricos, especialmente en el sector riego.


7.- ÁREAS DE RECUSOS HÍDRICOS A SER ESTUDIADAS

Es necesario la cuantificación de las reservas de agua alternativas que tiene el país, como es el caso de los glaciares existentes y sus posibles variaciones futuras, por cambios en los patrones de temperatura global. Todos los nevados son fuentes de agua para diversas actividades, tales como la pesca deportiva y artesanal, abastecimiento de agua potable (La Mica, Quito Sur), alimentación de acuíferos cercanos a los nevados, usos en la agricultura, etc.

La segunda en importancia, de mayor extensión que la anterior, son los páramos, fuente importante de agua, especialmente de las cuencas altas de toda la cordillera de los Andes. Estas grandes extensiones territoriales son poco conocidas desde el punto de vista hidrometeorológico, aunque se conoce de su importancia, no solo como fuete de agua, sino desde el punto de preservación y conservación de los ecosistemas de páramos. Por esto que se hace necesario realizar inversiones en investigaciones hidrometeorológicas intensivas para evaluar su real potencial como fuente y reserva futura de agua de excelente calidad.

Los sistemas de aguas subterráneas son de primordial importancia y se hace imperiosa la necesidad de cuantificar las reservas existentes y la disponibilidad tanto en cantidad como en calidad. Se debe a toda costa, evitar la contaminación de este recurso, pues el agua subterránea, puede ser fuente complementaria y en algunos casos única de suministro de agua para riego y agua potable en zonas donde los recursos superficiales son cada día mas escasos, tanto en su cantidad, como debido al deterioro de su calidad, lo que le hace inutilizable.

La capacitación del personal relacionado con el manejo, administración y gestión de los recursos hídricos tiene que ser permanente y a todos los niveles de dirección y debe contar con un pensum de materias relacionadas con administración de recursos hídricos, planificación y manejo del agua, mantenimiento y preservación de obras hidráulicas de infraestructura, legislación ambiental en general, actualización de hidrometeorología, etc.

La modernización del sector agua en el Ecuador debe venir acompañada de la actualización legal de los cuerpos jurídicos existentes, sobre todo en lo que tiene que ver con la aplicación de esas normas y en especial en su ejecutabilidad punitiva en materia de contaminación.


http://tierra.rediris.es/hidrored/basededatos/docu1.html

miércoles, 28 de abril de 2010

"Agua-Chile". Crisis y Catástrofe Total (18/03/2005)



Avistamientos de Cisnes Negros

Por: Dr. Marcos Sommer

Con la aprobación de la Resolución de Calificación Ambiental del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (Seia, Ley de Bases N°.19.300)- se autorizo la descarga de desechos de la Planta de Celulosa Arauco (CELCO), a 15 Km. aguas arriba del Humedal RAMSAR (1981).

Sus residuos (900 litros por segundo) van al Río Cruces y los olores nauseabundo han llegado a Valdivia (50 km.). La extinción de especies de agua dulce y el deterioro del humedal "Santuario de la Naturaleza" (primera área RAMSAR en Chile), que es vital para los recursos hídricos, destruyen la base para el desarrollo sustentable de comunidades y sociedades en la Región Décima.

Si Chile sigue desperdiciando y destruyendo sus recursos hídricos y ecosistemas de los que dependen, tanto las personas como las sociedades, sufrirán en última instancia inseguridad social y económica por cuanto habrá ríos, lagos y reservas subterráneas gravemente deteriorados y se enfrentarán a conflictos cada vez más graves en tiempo de escasez.

La historia de la humanidad está marcada por innumerables conquistas tecnológicas, por el progreso de las relaciones entre las personas y por la capacidad creativa del ser humano para superar cada desafío. Sin embargo, desde la prehistoria hasta nuestros días, el desarrollo de las civilizaciones siempre ha evolucionado marcado por un factor: la presencia o la ausencia del agua. Si está presente y en abundancia, el agua representa la posibilidad de mejoramiento agrícola, social, industrial, sanitario y de la calidad de vida. Si el recurso hídrico esta ausente o escasea, es motivo de pobreza, guerras, enfermedades y estancamiento económico.

Lamentablemente, todos los días se desperdicia millones y millones de litros en actividades que desvalorizan el agua. El abuso en el uso del agua no es solamente un desconocimiento de las responsabilidades de los ciudadanos de evitar el desperdicio, sino una falta de respecto a aquellos que viven en regiones donde no hay agua disponibles para todos.

Como parte de una tendencia mundial, la utilización de recursos para consumo humano está aumentando en progresión geométrica en América Latina, impulsada por el crecimiento de la población y una economía que crece con rapidez. De hecho, la mundialización de la economía y el desarrollo de mercados de comercio regional (MERCOSUR, NAFTA etc.) ejerce gran presión para que la utilización de recursos en la región sea aún más intensiva.

La necesidad apremiante de hacer frente a la progresión geométrica de la demanda de agua dulce se esta complicando aun más, las tendencias actuales indican, que la base de los recursos se deterioren a una velocidad cada vez mayor. La deforestación de las cuencas, la erosión, la contaminación y el agotamiento de las aguas subterráneas se encuentran entre las principales amenazas al abastecimiento de agua dulce en la región.

La diversidad de especies y ecosistemas dentro del bioma de agua dulce en América Latina es notable. Muchas veces los biólogos han llamado a Sudamérica el "continente de los pájaros", en circunstancias de que sería más procedente llamarlo el "continente de los peces". Casi la mitad de todos los vertebrados descritos son peces teleósteos y se estima que de ellos, una cuarta parte se encuentra en el Neotrópico. A pesar de su importancia crítica, se considera que muchos ecosistemas de agua dulce carecen de utilidad. La ignorancia generalizada sobre su importancia ha contribuido a este concepto y promovido la destrucción y degradación de esos ecosistemas. Además, hay una falta generalizada de conocimiento del vínculo que existe entre la utilización de recursos hídricos y los ecosistemas que abastecen del agua. Como consecuencia no hay mayor impulso para una ordenación sostenible de los recursos hídricos.

Los humedales son un componente vital del ciclo de agua dulce, son los proveedores tanto en cantidad como en calidad de agua, de modo que mantener los humedales saludables permite garantizar el suministro de agua.

El proceso de destrucción de los humedales se esta acelerando más allá de las proyecciones que los científicos, desde hace algunos años vienen advirtiendo.

El Santuario de la Naturaleza "Carlos Anwanter" en el Río Cruces (Chile-X Región), es el Sitio que Chile incorporó en 1981 como Humedal de Importancia Internacional al momento de adherirse a la Convención RAMSAR, Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas. La formación del humedal está ligada al terremoto de 1960, que provocó el hundimiento e inundación de grandes extensiones de terreno. Así se formó un humedal que abarca una superficie de 4.877 hectáreas e incluye el lecho, islas y zonas de inundación de los Ríos Cruces y Chorocamayo, en una longitud aproximada de 25 kms. y de 2 kms. de ancho como promedio.

La fauna silvestre de los humedales es quizás, una de las más ricas y variadas del planeta. Las innumerables micro habita, la enorme productividad primaria y los nutrientes que por el circulan, ayudan a explicar esta inestimable diversidad. El nuevo humedal del Río Cruces fue colonizado por plantas acuáticas y vegetación emergente, así como gran número de animales. En especial las aves encontraron en esta área refugio para vivir y reproducirse. Se estima que hasta antes del desastre era hábitat de al menos 20 mil aves de distintas especies, entre ellas cisnes de cuello negro (Cygmusmelancoryphus), taguas (Fulica armillata), coipos (Miocastor coipus), garzas, cuervos de los pantanos, águila pescadora así como de otras especies como la nutria o hullín.

El Santuario y sus Cisnes forman parte de la identidad e imagen de las habitantes de la cercana ciudad de Valdivia, estrechamente ligadas al paisaje fluvial.

Miles de turistas navegan anualmente la red fluvial de Valdivia para ver de cerca los cisnes de cuello negro, singular especie, caracterizada por su condición monógama, pues cada ejemplar sólo tiene una pareja en el transcurso de su vida.

El humedal no es sólo de importancia a nivel chileno, sino también sudamericano pues constituye el primer lugar de anidación de los cisnes de cuello negro. También existen aves chilenas y otras de América del Sur que vienen a reproducirse año a año.

La población de los cisnes de cuello negro, un ave migratoria fue terriblemente afectada. El problema se manifestó en la población de estos cisnes que era de 6 a 8 mil especies, en el mes de Octubre del 2004 se redujo a 900. La crisis medio ambiental fue desatada con la aparición de decenas de cisnes muertos o desnutridos, con ceguera, deformación en el hígado y con alteraciones neurológicas. Se identificó que la razón de lo ocurrido fue que las algas luchecillo (Egeria densa) que forman verdaderas praderas sumergidas, con la que se alimentan los cisnes, desapareció prácticamente del humedal.

El hecho que los cisnes no hayan anidado durante la temporada (2004), son signos indesmentibles de un grave deterioro en las condiciones del ecosistema del humedal. Este desastre ecológico afecto igualmente a taguas, a los roedores vegetales, a los coipos, y diversas tipos de peces, que también se encontraron muertos.

El último informe ambiental (Febrero, 2005) realizado por la Universidad de Concepción, definitivamente establece que la Planta de Celulosa Valdivia de la empresa Arauco a 15 km. aguas arriba del humedal protegido, deposito elementos químicos altamente peligrosos, y sin el tratamiento requerido por la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que la autorizó a operar en febrero de 2004.

Desde la planta fueron vertidos a las aguas del río Cruces, al menos tres veces, elementos químicos "propios del licor negro", con este término se conoce a las emisiones de un peligroso concentrado de elementos químicos "como iones de sodio, cloruro, sulfato, manganeso, clorato, aluminio y otros iones inorgánicos, presentes en los reactivos químicos utilizados en los procesos y componentes originales de la madera". Sostiene el informe, que todo esto tiene el nombre de "conductividad eléctrica", que es "una medida de la concentración iónica presente en el efluente", vale decir, presente en lo que se deposita en los cursos de aguas donde botan sus residuos las plantas de celulosa, que en el caso de la planta Valdivia es el Santuario Natural "Carlos Andwanter" del río Cruces.

La inversión inicial de la empresa modelo Celulosa Arauco fue de mil millones de dólares, alcanzando una producción anual de 850.000 toneladas de celulosa. Fue la primera empresa sometida a un Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (Seia) y una de las pocas en el mundo con un sistema de tratamiento terciario para la evaluación de fluidos. Unos 75 millones de dólares correspondieron a los costos ambientales (Seia).

http://www.ecoportal.net/Contenido/Temas_Especiales/Agua/Agua-Chile_._Crisis_y_Catastrofe_Total

CO2 Emissions Causing Ocean Acidification To Progress At Unprecedented Rate April 23, 2010

The changing chemistry of the world's oceans is a growing global problem, says the summary of a congressionally requested study by the National Research Council, which adds that unless man-made carbon dioxide (CO2) emissions are substantially curbed, or atmospheric CO2 is controlled by some other means, the ocean will continue to become more acidic. The long-term consequences of ocean acidification on marine life are unknown, but many ecosystem changes are expected to result. The federal government's National Ocean Acidification Program, currently in development, is a positive move toward coordinating efforts to understand and respond to the problem, said the study committee.

The ocean absorbs approximately a third of man-made CO2 emissions, including those from fossil-fuel use, cement production, and deforestation, the summary says. The CO2 taken up by the ocean decreases the pH of the water and leads to a combination of chemical changes collectively known as ocean acidification.

Since the beginning of the industrial revolution, the average pH of ocean surface waters has decreased approximately 0.1 unit -- from about 8.2 to 8.1 -- making them more acidic. Models project an additional 0.2 to 0.3 drop by the end of the century. This rate of change exceeds any known to have occurred in hundreds of thousands of years, the report says. The ocean will become more acidic on average as surface waters continue to absorb atmospheric CO2, the committee said.

Studies on a number of marine organisms have shown that lowering seawater pH with CO2 affects biological processes, such as photosynthesis, nutrient acquisition, growth, reproduction, and individual survival depending upon the amount of acidification and the species tested, the committee found. For example, some of the strongest evidence of the potential effects of ocean acidification on marine ecosystems comes from experiments on organisms with calcium carbonate shells and skeletons. The results showed decreases in shell and skeletal growth in a range of marine organisms, including reef-building corals, commercially important mollusks such as oysters and mussels, and several types of plankton at the base of marine food webs.

The ability of various marine organisms to acclimate or adapt to ocean acidification is unknown, but existing data suggest that there will be ecological winners and losers, leading to shifts in the composition and functioning of many marine ecosystems, the committee said. Such ecosystem changes could threaten coral reefs, fisheries, protected species, and other natural resources.

Although changes in ocean chemistry caused by increasing atmospheric CO2 can be determined, not enough information exists to assess the social or economic effects of ocean acidification, much less develop plans to mitigate or adapt to them, the committee noted.

The federal government has taken initial steps to respond to the nation's long-term needs with the development of the National Ocean Acidification Program. The committee found that legislation has laid the foundation for a program that will advance our understanding and improve our response to ocean acidification.

The committee recommended six key elements of a successful National Ocean Acidification Program:

•an integrated ocean acidification observation network that includes the development of new tools, methods, and techniques to improve measurements
•research in eight broad areas to fulfill critical information gaps
•assessments to identify stakeholder concerns and a process to provide relevant information for decision support
•a data management office that would ensure data quality, access, and archiving, plus an information exchange that would provide research results, syntheses, and assessments to managers, policymakers, and the general public
•facilities to support high-quality research and training of ocean acidification researchers
•an effective 10-year strategic plan for the program that will identify key goals, set priorities, and allow for community input, in addition to a detailed implementation plan
About The National Oceanic And Atmospheric Administration, NASA
The study is funded by the National Oceanic and Atmospheric Administration, NASA, the U.S. Geological Survey, and the National Science Foundation. The National Academy of Sciences, National Academy of Engineering, Institute of Medicine, and National Research Council make up the National Academies. They are independent, nonprofit institutions that provide science, technology, and health policy advice under an 1863 congressional charter. Committee members, who serve pro bono as volunteers, are chosen by the Academies for each study based on their expertise and experience and must satisfy the Academies' conflict-of-interest standards. The resulting consensus reports undergo external peer review before completion. For more information, visit http://national-academies.org/studycommitteprocess.pdf. A committee roster follows.

Copies of the summary for the report Ocean Acidification: A National Strategy to Meet the Challenges of a Changing Ocean are available from the National Academies. For more information, visit http://www.nap.edu. Reporters may obtain a copy from the Office of News and Public Information (contacts listed above).

SOURCE: The National Research Council

http://www.pollutiononline.com/article.mvc/CO2-Emissions-Causing-Ocean-Acidification-0001?user=2360836&source=nl:27418

CAPTACIÓN Y APROVECHAMIENTO DE AGUA DE LLUVIA


CAPTACIÓN Y APROVECHAMIENTO DE AGUA DE LLUVIA

El agua de lluvia es un recurso que históricamente en nuestro país ha desempeñando un papel muy importante hasta el siglo XIX. Cuando a principios del siglo XX las canalizaciones de agua empezaron a irrumpir de forma masiva en ciudades, pueblos y villas, el agua de lluvia pasó a un segundo plano y reservado casi exclusivamente a situaciones muy especiales.

En el norte de Europa, a pesar de disponer de modernos sistemas de canalización y potabilización de agua, ha vuelto a cobrar importancia en los últimos años la recogida de agua de lluvia. Alemania por citar un claro ejemplo, comenzó a subvencionar este tipo de iniciativas desde la reunificación, y centenares de miles de viviendas alemanas disfrutan actualmente de estos equipos. Ello a pesar de la escasa tradición de estos países respecto al nuestro. La paulatina desertización de España esta empezando a provocar una mayor demanda de sistemas de recogida de aguas pluviales en nuestro país. El incremento de esta demanda está creciendo de forma exponencial volviendo a recuperar la costumbre de aprovechar las aguas pluviales.

Aproximadamente en nuestro país la media de lluvia anual supera los 600 litros por m2. Suponiendo un edificio con una cubierta de 100 m2 y un aprovechamiento del 80% del agua de lluvia, tendríamos 48.000 litros de agua gratuitos cada año.

USOS DEL AGUA DE LLUVIA
El agua de lluvia presenta una serie de características ventajosas.

* Por una parte es un agua extremadamente limpia en comparación con las otras fuentes de agua dulce disponibles.
* Por otra parte es un recurso esencialmente gratuito e independiente totalmente de las compañías suministradoras habituales.
* Precisa de una infraestructura bastante sencilla para su captación, almacenamiento y distribución.

Para muchos usos domesticos, la calidad del agua no precisa ser la de "apta para el consumo humano". Nos referimos al empleo en la lavadora, el lavavajillas, la limpieza de la casa, la cisterna del inodoro y el riego en general. En estos casos el agua de lluvia puede reemplazar perfectamente al agua potable. Además al ser un agua muy blanda nos proporciona un ahorro considerable de detergentes y jabones.

Pero incluso más allá de estas indicaciones, el agua de lluvia se ha empleado históricamente para lavarse, beber y cocinar directamente con ella. Hoy día los criterios son un poco más restrictivos y no suele aconsejarse el empleo directo del agua de lluvia para estos usos. Pero es relativamente fácil adaptarla para poder disponer de ella como única fuente de agua si así se desea, con todas las garantías sanitarias que se requieren. En este caso, sí se deben tomar una serie de precauciones e instalar unos sistemas complementarios de depuración del agua sencillos, pero con controles absolutamente estrictos. Si este es el caso, nuestra empresa pone a su disposición los conocimientos de profesionales sanitarios colegiados y capacitados para ello. Le instalaremos los equipos adecuados y le realizaremos directamente los oportunos análisis de control de aguas precisos para garantizarle la salubridad de la misma.

EQUIPO BÁSICO DE RECOGIDA Y GESTIÓN DEL AGUA DE LLUVIA
Para entender el diseño de los equipos, es preciso recordar que el agua de lluvia suele captarse en unos meses precisos y que debe conservarse para ser utilizada durante el periodo posterior hasta la nueva época de lluvias. Por ese motivo, el empleo del agua de lluvia se combina con otra fuente de suministro de agua como puede ser la de red en muchos casos.

Esta duplicidad de calidades de agua, implica la necesidad de un sistema eficiente de gestión de ambos tipos de aguas. Aquí es preciso hacer una aclaración importante. Existen en el mercado equipos diseñados para "rellenar" con agua de otra procedencia -red pública, pozo, etc.- el depósito donde se almacena el agua de lluvia cuando ésta se está acabando o escasea. Este criterio tiene en general dos deficiencias. Por una parte, la mezcla periódica de aguas de características diferentes en el depósito, dificulta la adaptación y asentamiento del sistema en muchos casos, así como disminuye la vida del mismo. Por otra, implica la no utilización de toda la capacidad de almacenamiento de agua de lluvia, dado que antes de que ésta se agote ya añadimos agua de otra procedencia. El diseño que presentamos a continuación toma como criterio la búsqueda del aprovechamiento máximo del agua de lluvia y sus sistemas de almacenaje, preservando el circuito de aguas pluviales de cualquier mezcla o contaminación con agua de otra calidad.

El diseño básico de recogida de aguas pluviales consta de los siguientes elementos:

1. Cubierta: En función de los materiales empleados tendremos mayor o menor calidad del agua recogida.
2. Canalón: Para recoger el agua y llevarla hacia el depósito de almacenamiento. Antes de los bajantes se aconseja poner algún sistema que evite entrada de hojas y similares.
3. Filtro: Necesario para hacer una mínima eliminación de la suciedad y evitar que entre en el depósito o cisterna.
4. Depósito: Espacio donde se almacena el agua ya filtrada. Su lugar idóneo es enterrado o situado en el sótano de la casa, evitando así la luz (algas) y la temperatura (bacterias). Es fundamental que posea elementos específicos como deflector de agua de entrada, sifón rebosadero antiroedores, sistema de aspiración flotante, sensores de nivel para informar al sistema de gestión, etc.
5. Bomba: Para distribuir el agua a los lugares previstos. Es muy importante que esté construida con materiales adecuados para el agua de lluvia, e igualmente interesante que sea de alta eficiencia energética.
6. Sistema de gestión agua de lluvia-agua de red: Mecanismo por el cual tenemos un control sobre la reserva de agua de lluvia y la conmutación automática con el agua de red. Este mecanismo es fundamental para aprovechar de forma confortable el agua de lluvia. Obviamente se prescinde de él si no existe otra fuente de agua.
7. Sistema de drenaje de las aguas excedentes, de limpieza, etc. que puede ser la red de alcantarillado, o el sistema de vertido que disponga la vivienda.

Opcionalmente antes del filtro, puede insertarse un sistema automático de lavado de la cubierta, que permite desechar de forma automática los litros iniciales de agua con más suciedad en las primeras lluvias después del verano.

http://www.aguapur.com/0/es_generalidades.html

El Agua en España

La política del agua en España se ha basado en el aumento de recursos hídricos, esto ha hecho que España sea el cuarto país del mundo con un mayor número de grandes presas (1.200) y que apenas queden ríos sin regular.

Los usos del agua en España se distribuyen por sectores, el consumo de agua es:

*

Regadío utiliza 24.200 Hm3, el 80% del agua.
*

Abastecimiento a núcleos urbanos, 4.300Hm3/año, el 14% del consumo.
*

Industria, 1.900 Hm3 /año, es decir, el 6%.

El uso urbano supone entre el 8 y 10 por ciento del consumo de agua. Este porcentaje se prevé que aumente por el desarrollo del turismo, precisamente en las zonas donde el agua es más escasa y se emplea con finalidades de ocio (zonas verdes, piscinas, campos de golf, etc.). El consumo de la industria (12-15%) se mantiene como consecuencia de las medidas de ahorro que se están implantando para reducir costes y los efluentes contaminantes.

En el suministro de agua a ciudades e industrias uno de los principales problemas es el de las pérdidas en las cañerías de distribución,.se estima que del 50% al 70% del agua que se extrae se desperdicia, por evaporación, fugas y otros motivos. Según algunos expertos se podría reducir estas pérdidas hasta cifras de alrededor del 15%.

En España, cerca del 80% de los recursos hídricos se emplean en la agricultura. Actualmente existen 3.700.000 hectáreas (Ha.) en regadío, en las que aproximadamente un millón existe regadío tradicional. El aumento de la superficie de regadío que propone el Plan Nacional de Regadíos para el 2008 es de 228.518 Ha, a través del impulso del ritmo de terminación de las zonas regables en ejecución (138.365 Ha), estableciendo pequeños regadíos destinados a mejorar las condiciones del mundo rural (79.426 Ha), y fomentando la creación de nuevos regadíos por la iniciativa privada . Este aumento de zonas de regadío se debe a los altos rendimientos que presentan estos tipos de cultivos frente a los de secano.

Hoy existen 735.000 Ha en producción en las que las redes de distribución, básicamente de canales de tierra, tienen pérdidas de agua muy altas. A su vez, de 1.295.000 Ha regadas mediante acequias de hormigón, 392.000 Ha presentan graves problemas de conservación y mantenimiento. 1.981.000 Ha se siguen regando con métodos antiguos, como el riego a manta o de gravedad, y gran parte de ellos, con riegos por turnos.

Si las actuales conducciones de agua se arreglasen y tuviesen un adecuado mantenimiento, y se cambiasen los métodos de riego a manta por otros más modernos que economizan el agua que se utiliza, se conseguiría reducir el derroche de agua que actualmente se viene realizando en los campos españoles.

La explotación del agua subterránea en las áreas costeras (no sólo por parte de la agricultura, sino también por el turismo) ha llevado a que en la zona del mediterráneo, desde Cataluña hasta Andalucía, y en Baleares y Canarias, los acuíferos estén en mayor o menor medida salinizados.

La agricultura además acarrea otros problemas ambientales, como es la contaminación de aguas (tanto superficiales como subterráneas) por el uso excesivo de insecticidas y pesticidas. La industria química ha puesto más de 100.000 sustancias sintéticas en el medio ambiente. Sólo se conocen los efectos reales de un número muy reducido de ellas, por lo que incluso las medidas de la contaminación que existe actualmente no garantizan la inocuidad o la calidad de las aguas para la vida natural o para el consumo humano.

Según el Ministerio de Medio Ambiente, en 25.000 km de cauce de nuestros ríos, es decir, en el 33% de los cursos fluviales españoles, existe una contaminación severa.

Los ríos españoles son irregulares debido a las estaciones, que hacen que los ríos se sequen en verano. Para poder disponer de agua suficiente se han construido presas que almacenan el agua en la época de lluvias, regulan el caudal del río para evitar inundaciones y se pueden aprovechar para obtener energía hidroeléctrica. La capacidad de embalse es en la actualidad superior a 50.000 hm3 al año, lo que da una disponibilidad de agua de unos 2.800 m3 por persona al año.

Según datos del Instituto Nacional Estadístico (INE), en España se consumieron en 1999 22.771 Hm3 de agua, de los cuales 17.681 Hm3 se utilizaron para riego, 3.536 Hm3 estuvieron destinados a abastecimiento urbano y el resto, 1.554 Hm3, se destinó a uso industrial.

Uno de los motivos por el que no hay una buena cultura del agua en España, es por el bajo precio que tiene este bien en nuestro país. Este bajo coste hace que se desperdicie tanta agua. Este precio no cubre los gastos de extracción y tratamiento que se realiza para el consumo del agua. El agua se considera un bien público y los gastos que ocasiona se cargan a la masa global de impuestos pagados entre todos los ciudadanos.

En España, los precios que pagan los regantes por metro cúbico de agua utilizada no cubren los costes reales que supone el llevar el agua hasta los campos, ni se considera en el precio que pagan los gastos equivalentes de la pérdida de la calidad del agua por la utilización de productos fitosanitarios, o por la salinización resultante de la sobre-explotación de los acuíferos cercanos al mar. Actualmente, las aguas subterráneas suponen unos costes para el agricultor que pueden rondar un promedio de 0,11 €/m3 ( 20 ptas/m3 ). Sin embargo, en la mayoría del millón de hectáreas de regadíos tradicionales y el en otro millón de hectáreas de nuevos regadíos subvencionados por el Estado, los regantes apenas pagan entre 0,002 y 0,017€/m3 (0,4 y 3 ptas/m3).

La práctica de la reutilización de las aguas es escasa debido al rechazo de los potenciales usuarios. En España se reutilizan alrededor de 200 Hm3 anuales, los cuales se utilizan para riego. Este uso se da sobretodo en la costa mediterránea y del sur, la zona atlántica y en los archipiélagos.

http://www.miliarium.com/monografias/PHN/Situacion_Espana.asp

viernes, 23 de abril de 2010

En México se subsidia la contaminación provocada por los autos

Este miércoles, día de la tierra, una vecinita mía, de no más de seis años, deslizó debajo de mi puerta un pequeño dibujo al que agregó una petición de apagar la luz por 60 segundos a las 9:30 PM. Peticiones similares para detener el calentamiento global han venido de muchos activistas y políticos (estos últimos, presumiblemente mayores de seis años); en México, el presidente Felipe Calderón ha sido muy enfático en señalar que espera que en la próxima reunión sobre el cambio climático, de la cual será anfitrión en Cancún en noviembre, se llegue a acuerdos que se traduzcan en políticas y acciones efectivas.

Me parece muy acertado el llamado presidencial, pero además de voltear la mirada hacia fuera y exigir el concretar un acuerdo internacional se necesita voltear hacia adentro y hacer la tarea propia. Esto viene a cuento porque algunas políticas tributarias (en particular las que tienen que ver con el precio de la gasolina y el impuesto a la tenencia de vehículos) tienen efectos que coadyuvan al calentamiento global.

La contaminación producida por el uso del automóvil es una de las principales causas del calentamiento global; para corregir esto a menudo se recomienda utilizar políticas que privilegien el transporte público por encima del privado, y que aumenten el precio relativo de la gasolina, se supone que esto hará que se utilicen menos los vehículos y que la gente compre vehículos más pequeños y eficientes.

Esto último no es un asunto menor, el Banco Mundial ha estimado que si tan sólo en Estados Unidos la gente que utiliza vehículos suburbanos (los llamados SUV) los cambiaran por otros que cumplieran con los estándares de la Unión Europea, la reducción en emisiones al ambiente sería idéntica a la necesaria para dotar de energía eléctrica a 1,600 millones de habitantes, toda la población de Sudamérica, África y una parte de Asia, incluyendo la India.

Esto no es nada nuevo, justo para reducir el consumo de bienes que generan "males" es que se crearon impuestos para desincentivar su consumo; así en diversos países productos como el alcohol, el tabaco y la gasolina (bienes que generan una "externalidad negativa") son gravados con un impuesto especial.

En México este impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) se aplica a estos bienes desde hace décadas con la idea de ayudar a disminuir el alcoholismo, el tabaquismo y la contaminación atmosférica. Sin embargo, en 1993 sufrió un cambio radical cuando se decidió utilizar el IEPS de la gasolina para estabilizar su precio y evitar que su volatilidad tuviera un impacto grave en la inflación.

De esta forma si el precio internacional de la gasolina es muy alto (como lo ha sido a partir del 2004 cuando el precio del petróleo aumentó de manera drástica) el IEPS se vuelve negativo, es decir en lugar de desincentivar el consumo de la gasolina, ¡ésta se subsidia!

Esto hace que no sólo se consuma más gasolina en México si no que también sesga las ventas hacia los vehículos de alto consumo. En el país, entre el 2002 y el 2008 la tasa de crecimiento promedio de los vehículos deportivos de lujo y ligeros estuvo cercana al 9%, mientras que la de los vehículos compactos y subcompactos fue de 7.4% en el primer caso y de tan sólo 5% en el segundo.

Más aún, durante su campaña presidencial Felipe Calderón prometió eliminar el Impuesto sobre Tenencia o Uso de Vehículos; la razón no era tributaria o ambiental sino política; este es un impuesto particularmente impopular, las historias que corren sobre el, que nació para financiar los Juegos Olímpicos de 1968 (cierto), que es el único país en el que aplica (falso) generan una gran resistencia a su pago.

Como consecuencia de ello la ley sobre la tenencia fue ya cambiada y existe un estado (Querétaro) donde fue eliminada. Así pues, por razones de estabilización de precios, como el caso del IEPS de la gasolina, o por razones políticas, como en el caso de la tenencia, la estructura impositiva mexicana favorece el consumo de automóviles y gasolina.

Tal vez la pregunta que nos deberíamos de hacer es si existe alternativa, me parece que sí y la respuesta está en el transporte público, cualquier decisión costará mucho pero habría que recordar que tan sólo en el 2008 el subsidio a la gasolina vía el IEPS negativo fue de 223 mi millones de pesos (18.1 mil millones de dólares), parte de esos recursos pudieron usarse para iniciar un proyecto de infraestructura del transporte.

Está claro que cualquier decisión destinada a disminuir el consumo de gasolina generará resistencias tanto políticas como por los costos económicos de implementar un programa alternativo de transporte. Pero me parece que son justo a estas resistencias, a nivel internacional, a las que se ha venido refiriendo reiteradamente el presidente Calderón cuando llama a construir acuerdos en Cancún, tiene toda la razón, pero su autoridad moral será mayor si antes de noviembre próximo logra hacer algo en escala nacional que sirva de ejemplo y que muestre que puede tomar decisiones difíciles a favor del medio ambiente.

Arturo Herrera es economista

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Ecologia/incentivos/perversos/elpepuint/20100423elpepuint_7/Tes

EPA Finalizes The 2008 National U.S. Greenhouse Gas Inventory

EPA Finalizes The 2008 National U.S. Greenhouse Gas Inventory
April 19, 2010

Washington, DC - The U.S. Environmental Protection Agency (EPA) has released the15th annual U.S. greenhouse gas inventory report, which shows a drop in overall emissions of 2.9 percent from 2007 to 2008. The downward trend is attributed to a decrease in carbon dioxide emissions associated with fuel and electricity consumption.

Total emissions of the six main greenhouse gases in 2008 were equivalent to 6,957 million metric tons of carbon dioxide. The gases include carbon dioxide, methane, nitrous oxide, hydrofluorocarbons, perfluorocarbons and sulfur hexafluoride. Though overall emissions dropped in 2008, emissions are still 13.5 percent higher than they were in 1990.

The Inventory of U.S. Greenhouse Gas Emissions and Sinks: 1990-2008 is the latest annual report that the United States has submitted to the Secretariat of the United Nations Framework Convention on Climate Change. The convention sets an overall framework for intergovernmental efforts to tackle the challenge posed by climate change. EPA prepares the annual report with experts from multiple federal agencies and after gathering comments from a broad range of stakeholders across the country.

The inventory tracks annual greenhouse gas emissions at the national level and presents historical emissions from 1990 to 2008. The inventory also calculates carbon dioxide emissions that are removed from the atmosphere by "sinks," which occurs through the uptake of carbon by forests, vegetation and soils.

SOURCE: EPA
http://www.pollutiononline.com/article.mvc/EPA-Finalizes-The-2008-National-0001?user=2360836&source=nl:27379&VNETCOOKIE=NO

Lluvias dejaron al descubierto contaminación del agua por aceite


EL NACIONAL - Viernes 23 de Abril de 2010 Caracas/2

Caracas
AMBIENTE Talleres ilegales vierten desechos a ríos y desagües

La disposición inadecuada de sólo un litro de aceite usado ocasiona daños graves al medio ambiente

CARLOS D&ACUTE;HOY
cdhoy @el-nacional.com

________________________________________


Con las recientes lluvias muchas aceras y calles de la ciudad reflejaban un aspecto tornasol, sobre todo en zonas cercanas a talleres mecánicos informales. Esto se debe a que las características de los lubricantes cambian con el uso, pierden su densidad original, y por ello se pueden diluir en el agua.

Con un litro de aceite de motor usado, el que se desecha cuando se cambia, se puede contaminar 1 millón de litros de agua potable, lo que la convierte en una de las sustancias de uso común más peligrosas.

Los especialistas en materia ambiental advierten sobre el manejo irresponsable de este producto, sobre todo por parte de los comercios informales dedicados al ramo de la mecánica ¬que no son supervisados por las autoridades¬ y que, por lo general, vierten los desechos directamente en los desagües.

Por el contrario, los talleres mecánicos, los comercios de compra y venta de repuestos usados y los autolavados, tienen un estricto seguimiento por parte de la Guardia Nacional y el Ministerio de Minas que regula la disposición del aceite usado.

Rómulo Paredes, dueño del taller El 18 en Baruta, dijo que no pueden hacer nada con aceite usado: "La GN es muy estricta. Vienen a supervisar que estén correctamente colocados los bidones y cuando están llenos llamamos a Pdvsa para que vengan a recogerlos, no botamos el aceite".

En los sectores de Caracas donde operan los mecánicos de calle no hay ningún sistema de recolección de aceite; lo que se extrae corre por los brocales o cae en un pequeño envase, que luego es vertido en los drenajes. Antonio, un mecánico que trabaja en la parroquia San Juan, señaló que el aceite lo bota en un contenedor cercano; sin embargo, al buscar el sitio que señaló, no se encontró nada parecido alo que hacía referencia, por lo que se presume que el aceite va directo a la red de aguas servidas.

El aceite comestible. Otro problema cotidiano es qué hacer con el aceite comestible usado.

Muchas familias optan por tirarlo por el fregadero. Lo que se desconoce es que con un litro de aceite se contaminan 1.000 litros de agua, y además, con el tiempo, tapa las cañerías.

La bióloga Evelyn Pallotta explicó que problema principal es que en Venezuela no existe un sistema de recolección de aceite casero. Hay empresas que lo hacen industrialmente, pero ninguna va casa por casa.

En este sentido, recomendó en primer lugar que se utilicen cantidades pequeñas de aceite: "Mientras menos, mejor, así no se genera casi desecho".

Además, exhortó a los ciudadanos a que boten el aceite en una botella plástica en primer lugar, y luego desecharla como otro sólido normal.

miércoles, 21 de abril de 2010

Un bombillo puede contaminar 190.000 litros de agua.


EL NACIONAL - Martes 13 de Abril de 2010

Educación y Sociedad
ELECTRICIDAD Manejo inadecuado de los dispositivos causa daños
Un bombillo puede contaminar 190.000 litros de agua
Es posible reducir el impacto ambiental del mercurio contenido en los bulbos si se establece una campaña educativa y de reciclaje

CARLOS D’HOY
________________________________________


El uso de bombillos ahorradores puede representar un grave impacto para el medio ambiente, a pesar de su bajo consumo eléctrico, debido a cada uno de los bulbos está cargado con cinco gramos de mercurio, lo que se traduce en la capacidad de contaminar 190.000 litros de agua.

César Gruber, representante de la empresa sueca MRT System, especialista en el reciclaje y recuperación de mercurio, anunció esta cifra y explicó que a pesar del avance que ha tenido la tecnología de la iluminación fluorescente, el mercurio todavía se mantiene como un elemento indispensable para este tipo de sistemas de iluminación, aun cuando la cantidad se ha reducido drásticamente, ya que pasó de un máximo de 25 miligramos por cada tubo a 5 miligramos por bombillo.

"El problema es que, por sus características, el mercurio puede filtrarse a través de las distintas capas de la tierra, fluir y contaminar manantiales, afectar las siembras y ser consumido por animales, bien sea de ríos, tierra o mar y finalmente vuelve a nosotros dentro de nuestros alimentos.

Así sucedió en Japón entre los años 1950 y 1970, cuando toda una población resultó afectada por el consumo de alimentos contaminados con mercurio. Entonces, se diagnosticó la Enfermedad de Minamata, que conllevaba graves lesiones cerebrales y físicas", dijo Gruber.

Agregó que para combatir los problemas ocasionados por el mercurio y desarrollar un sistema de extracción de este metal de los bombillos fluorescentes y tubos catódicos, se han desarrollado plantas de tratamiento y refinerías de mercurio.

"En nuestro caso, manejamos dos sistemas de maquinarias totalmente automatizadas, independientes y de tamaño moderado que se encargan por una parte del tratamiento de los bombillos: de desarmarlos y separar el mercurio del plástico, hierro y vidrio, para luego dejar en contenedores especiales, completamente aislado, el material tóxico contentivo del mercurio. Luego, se lleva a la segunda planta, o refinería, que a través de procesos químicos, de separación y deshidratación, logra extraer el mercurio y volverlo a su estado líquido para colocarlo en envases para su reutilización o almacenamiento".

Informó que en el año 2005 propusieron a la Electricidad de Caracas adquirir cuatro plantas de reciclaje de bombillos ahorradores, que serían ubicadas en las principales regiones del país: central oriental, occidental y andina; así como una refinería central de mercurio que se encargaría de recibir los materiales de las cuatro plantas y extraer el metal contaminante. Hasta la fecha no ha recibido respuesta.

"En Venezuela se calcula que se han colocado unos 100 millones de bombillos instalados desde 2005, a los que se deben sumar los importados por el sector privado y todos los tubos (lineales o curvos) fluorescentes que se usan regularmente en el país. Esto demuestra que hay una gran cantidad de mercurio vertida en los basureros", insistió Gruber.

Aguas para el Desarrollo, ABril Junio 2009, Desde la Academia ( I )


Desde la Academia


TECNICAS HIDROQUIMICAS E ISOTOPICAS PARA EL ESTUDIO DE LA RELACION AGUA SUBTERRANEA-AGUA SUPERFICIAL. ( I ) *

Custodio, Emilio

Departamento de Ingeniería del Terreno y Cartográfica, Universidad Politécnica de Cataluña, Gran Capitán. s/n. 08034 Barcelona (España).E-mail:Emilio.custodio@upc.edu

INTRODUCCION

El conocimiento de las relaciones entre las aguas superficiales y las subterráneas es de especial interés hidrológico, y esta a veces sometido a notables dificultades. Se trata de definir y medir las condiciones y flujos en la interfaz entre las dos grandes ramas de retorno continental del ciclo del agua (fig. 1), y los efectos de una en la otra, lo que es necesario para el estudio de cada uno de esos conjuntos que están en intercambio de agua y masas. La dificultad reside en relacionar un flujo lento y difuso poco variable y en un medio de característica físicas compleja, como sucede con las aguas subterráneas, con un flujo rápido, concentrado y sometido a las fluctuaciones y aleatoriedades de la acción atmosférica y externa, incluyendo la antropica, como sucede con las aguas superficiales (fig. 2).



Figura 1. Ciclo hidrológico esquemático.


Estas relaciones son de naturaleza muy diversa y pueden variar espacialmente, a lo largo del tiempo (por ejemplo estacionalmente o a largo plazo debido a cambios climáticos) o por efectos antropicos tales como el cambio del uso del territorio, las intervenciones en cauces y el desarrollo de aguas subterráneas.

En general la red fluvial es el colector de las descargas del agua subterránea, y entonces los ríos son ganadores o efluentes. También las depresiones del terreno pueden ser a menudo lugares de descarga de las aguas subterráneas, desde donde o bien se origina un río o bien se produce su evaporación, o se producen ambos procesos. Estas situaciones son comentadas en mayor detalle mas adelante.

Pero no son raras las situaciones contrarias, en que a lo largo de un tramo de un valle fluvial, o en una depresión con o sin un lago permanente, o en el entorno de un acuífero intensivamente desarrollado, se produce la infiltración de agua superficial al terreno. Es el caso de tramos de ríos perdedores o influentes (Sauquillo, 1997).

Tampoco son raras las situaciones fluctuantes en las que un determinado lugar resulte que unas veces el curso fluvial o depresión resulta ganadora y otras perdedora, según la época, situación metereologica, caudales circulantes, o estado de explotación de los acuíferos involucrados.



Figura 2. Características básicas de la parte de retorno del ciclo hidrológico vía aguas superficiales y vía aguas subterráneas

Al pie de áreas montañosas, sobre materiales muy permeables y en áreas áridas, estas situaciones de infiltración de aguas superficiales para recargar las aguas subterrá neas pueden ser frecuentes, mientras que en áreas intramontanas, grandes llanuras y climas húmedos y templados, en que la recarga por la lluvia es importante, domina la situación ganadora de la red fluvial.

El estudio y medida de los flujos de agua que se producen en las relaciones aguas superficiales-aguas subterráneas por métodos hidrodinámicos es una forma directa que lleva a buenos resultados si las condiciones no son excesivamente complejas y se dispone de una suficiente red de absorción de niveles de agua.

Los resultados obtenidos, unas veces se refieren a valores de un tramo fluvial o a una parte de un acuífero y otra se centran en un momento o lugar concreto. En cualquier caso esos resultados tienen un cierto error-incertidumbre- a causa de la propia naturaleza del terreno, al fenómeno y las observaciones, y a las simplificaciones metodológicas. Al tratar de generalizar o extrapolar los datos locales a condiciones más amplias aumenta la incertidumbre. Es lo que naturalmente se suele designar como problemática del «escalado». Es frecuente que para el análisis y modelación se haya necesitado el uso de parámetros, unos físicos y otros sin un significado, que se han ajustado. Cuando se ha realizado con solo datos hidrodinámicos es frecuente que no se tenga una suficiente garantía de representatividad de los valores en otras situaciones.

Aquí reside la importancia de dos métodos hidrogeoquímicos e isótopos ambientales, que al basarse en la observación y medidas de flujo masicos (transporte de masa) son en muchos aspectos independientes de los métodos hidrodinámicos. Con ello los métodos se refuerzan mutuamente, y además informan sobre situaciones espaciales y tempora les que pueden ser distintas para cada uno de ellos.

Los métodos de trazado artificial son también importantes herramientas y pueden ayudar a resolver situaciones puntuales aunque requieren un buen planteamiento y una observación suficiente y apropiada en el tiempo y el espacio. De otro modo se puede fracasar o cometer errores serios en la aplicación y en la interpretación. Estos aspectos de trazado artificial no serán considerados en lo que sigue.

Los diferentes aspectos están muy relacionados con el tratamiento de la recarga a los acuíferos y allí pueden encontrarse los conceptos básicos (Custodio., et al 1997; Simmers et al., 1997; Custodio y Llamas 1976/1982; Lemer et al., 1990; Freeze y Cherry 1979). Los principios químicos e isotópicos ambientales son desarrollados además en publica ciones especificas (Appelo y Postma, 1993; Fintz y Fontes1980; Gat y Gonfiantini, 1981; Mook, 2002; Custodio, 1991,1994,1996). Los aspectos específicos de las fugas de embal ses y la aplicación de técnicas de trazadores han sido recogidos por Plata y Araguás (2002)…..

(*) Trabajo presentado durante el II Seminario Hispano-Latinoamericano de temas actuales sobre hidrología subterránea. Universidad Nacional de Rio Cuarto.
Rio Cuarto, Córdoba, Argentina, 25 al 28 de octubre de 2005. ISBN 950-665-349-6
Reproducción con la autorización expresa del Prof. Emilio Custodio

jueves, 15 de abril de 2010

Aguas para el Desarrollo Abri Junio 2009, Editorial


Cantaba un gran poeta español y decía, “..caminante no hay camino, se hace el camino andar…” y con esta edición retomamos el andar de algunos visionarios que hace ya bas tante tiempo tuvieron un sueño y una idea, “reunir a los perforadores de pozos de agua en una organización que los agrupara”, tal vez por aquella sabia conseja que nos enseña que en la unión está la fuerza. Y así nació, en el año 1974 la Asociación Venezo lana de Empresas de Perforación de Pozos de Agua y Afines, AVEPPA. Estuvo AVEPPA hasta el año 1998 conducida por el recordado Miguel Parra Kappa (QEPD). Fueron muchas las acciones en las que participó AVEPPA en pro del gremio pero quizás la más importante fue su contribución en el comité que en al año 1979 redactó la norma Covenin No: 589.79 Código de practica para la construcción de pozos de agua. Representada por los ingenie ros Juan Carlos Sironi (QEPD) fundador de Bombagua y Ernesto Mata de los fundadores tanto de AVEPPA como de AVIAS.
Luego de una pausa de seis años un grupo de profesionales del sector de las aguas subte rráneas decidieron retomar ese camino, ahora con las herramientas y las tecnologías dis ponibles para ampliar el horizonte y avanzar en la senda iniciada pero ya no solo para agrupar a los perforadores de pozos sino a los demás actores, a las fabricas que producen las bombas, motores, sistemas eléctricos de protección, válvulas, etc. que van en esos po zos o en otros sistemas de bombeo; a las empresas que importan, no sin pocas dificulta des, comercializan bombas y otros accesorios; a quienes tienen un pozo de agua, un siste ma para el manejo de las aguas negras o servidas, domesticas o industriales, etc.; a los profesionales que hacen la ingeniería y estudios previos; a los que diseñan los pozos y otros sistemas de bombeo; a los investigadores y académicos que con sus observaciones y trabajos “ven” e interpretan lo que sucede en la superficie y en el subsuelo y le dan herramientas a la sociedad para preservar las aguas; a las organizaciones de la sociedad civil y no solo de Venezuela que están siempre atentas para que los recursos hídricos en general y los subterráneos en particular sean explotados racional y sustentablemente; a las autoridades rectoras de los recursos naturales y del ambiente en todos sus niveles y por último a los usuarios finales que muchas veces “padecen” por alguna falla en el esla bón de la cadena de la explotación del recurso pero cuya responsabilidad en su preserva ción es de la misma magnitud que de la de cualquier otros ya que son ellos los que por ejemplo deben mantener la extracción de las aguas subterráneas dentro de los límites convenientes para no agotar o sobre explotar los acuíferos, y así entonces con esa visión nace AVIAS, la Asociación Venezolana de la Industria de las Aguas Subterráneas.
Despúes de dos años y medio de análisis y preparación, no sin muchas dificultades, espe cialmente financieras, iniciamos formalmente nuestras actividades públicas con el lanza miento de nuestro primer órgano informativo esta revista que Ud. tiene en sus manos: Aguas para el Desarrollo® En ella y fiel a nuestra visión Ud. encontrará temas, productos y servicios tan variados como variado es la composición de los entes que participan en esta industria; reseña de las organizaciones dedicadas a las aguas, nacionales o foráneas; entrevistas con profesionales y autoridades del sector; artículos técnicos sobre equipos de bombeo, sistemas de protección eléctricos, mecánicos e hidráulicos; perforación, manteni miento, tendencias y tecnologías de pozos de agua y otros sistemas de bombeo, domésti cos o industriales; resultados de investigaciones académicas; calendario de eventos, cur sos, ferias y exposiciones; un directorio profesional mediante el cual Ud. podrá contactar a la empresas que amablemente creen en este proyecto, en pocas palabras todo lo que Ud. pueda necesitar de esta industria. Esperamos que les sea de utilidad y nos compromete mos con Ud. a mejorar y crecer con cada edición, esperamos sus comentarios, críticas y propuestas, este es un espacio para la comunidad de las aguas

miércoles, 14 de abril de 2010

Aguas para el Desarrollo Abril Junio 2009, Portada

Aguas para el Desarrollo Abril Junio 2009, Dialogos


Más allá de la gestión integral del agua

En esta primera edición, Aguas para el Desarrollo conoció las estrategias que desarrolla el Gobierno Bolivariano para garantizar que la desaceleración económica mundial no impida que se cumplan los planes previstos para gestionar el agua en Venezuela

Alba Marina Gutiérrez
Fotografía: Reynaldo Armas

Cerca de las seis de la tarde de un viernes laboral, cualquier empleado se prepara para abandonar el lugar de trabajo hasta el siguiente lunes. Sin embargo, para el viceministro de Agua y presidente de Hidroven, Cristóbal Francisco Ortiz, aun no termina la jornada; se dispone a dar una entrevista exclusiva para AVIAS.
Este servidor público se mueve como pez en el agua, cuando se trata del asunto hídrico. Más allá de la filiación política, una nutrida hoja de vida y pericia profesional le han mantenido por casi tres años en el viceministerio de Agua -aspecto inusual- ante los cambios permanentes que se suscitan en el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb).
De entrada, Francisco Ortiz señaló: “Cumplimos la meta del milenio establecida por las Naciones Unidas que es reducir a la mitad el número de personas sin acceso al agua potable tomando como línea base el año 1990. En el servicio de agua potable, nos anticipamos 14 años, alcanzamos la meta en el año 2001. Mientras que en la recolección de aguas servidas, nos adelantamos 10 años, porque en el año 2005 ya habíamos logrado el objetivo del milenio”.

¿Cómo lo hicieron?
El presidente Chávez ha sido enfático en cuanto a las políticas que se han diseñado y también en el apoyo financiero. Hemos venido haciendo una inversión sostenida en seis años de unos 600 millones de dólares por año que ha permitido concluir obras importantes.

¿Cuáles son esas obras y cómo se aprecia en la práctica el servicio que brindan?
Una de esas infraestructuras es el Acueducto Bolivariano que estamos construyendo en Falcón, uno de los más grandes del mundo en longitud, con 180 kilómetros de largo, que aportará 4 mil litros por segundo, con una inversión -hasta la fecha- que supera los 995 millones de bolívares fuertes.
Además, se terminó la aducción del acueducto Clavellinos II conocido como Luisa Cáceres en Nueva Esparta, que incrementó en 700 litros por segundos el agua a la Isla de Margarita y se duplicó el envió a la Isla de Coche; hasta ahora-, se le ha invertido 426 millones de bolívares fuertes; esta iniciativa incluye una tubería submarina que incrementará el suministro en 1.500 litros.
Otro de los proyectos es el acueducto Winka que incorpora 3.600 litros por segundo a la ciudad de Maracaibo y las poblaciones cercanas que hoy día tiene ciclos de racionamiento. Esta obra con más de 70 kilómetros de tubería será concluida este año, se está construyendo la planta de tratamiento y se interconectará al Sistema Tulé Manuelote y beneficiará 2 millones 500 mil personas.
Además se iniciaron las obras del Tuy IV que resolverán el déficit de los ciclos de servicio que tiene Caracas y los Valles del Tuy; sobre todo las zonas más altas de la ciudad, donde vive la población más desfavorecida por los gobiernos de la cuarta república. Este proyecto prevé 70 kilómetros de tubería, la construcción de una presa sobre el río Cuira y una estación de bombeo interconectada con el Tuy III.
Francisco Ortiz también destacó la gestión de cuencas y obras en construcción de sistemas de colectores para el tratamiento de aguas residuales, así como el saneamiento de varios lagos y ríos. En este apartado aseguró que el volumen de agua tratada “se incrementó de 9 % a más de 27 %”.
Además, puso el acento en el trabajo realizado por las Mesas Técnicas de Agua (MTA). Iniciativa de organización comunitaria que tuvo su génesis a finales de 1999, a partir de la creación de gerencias comunitarias en todas las hidrológicas de Venezuela. Hoy cuentan con fondos propios, un importante porcentaje asignado por la Presidencia de la República, que supera los 430 millardos de bolívares.
“Este ha sido un aporte trascendente, las MTA han logrado más de 700 mil litros de agua por segundo y en más de mil obras ejecutadas. Se trata de gestión compartida pueblo-gobierno en el que ha prevalecido la planificación, la administración proba y el acompañamiento técnico; porque ellos (las comunidades) son los ejecutores directos de sus proyectos, nosotros sólo les guiamos. El resultado está a la vista: 6.700 mesas, agua potable en hogares donde nunca había llegado y comunidades organizadas”.

En materia de aguas subterráneas ¿hacia dónde se orienta la gestión?
Estamos diseñando el Plan Nacional de Gestión Integral de las Aguas el cual contempla el recurso desde la fuente hasta los servicios; y tiene como elemento transversal, el componente ambiental, que cruza todas las etapas de una herramienta de análisis estratégico que hemos llamado el Tren Hídrico Nacional (THN). Aquí incluimos tanto las aguas superficiales como las subterráneas; el uso adecuado de esas fuentes, la infraestructura, tecnología, control y aprovechamiento de acuíferos (….) y la prevención y mitigación de riesgo, entre otros.
Por otra parte, estamos actualizando el inventario de nuestras aguas subterráneas. El último balance de pozos tiene más de 10 años, por eso ya estamos actualizando el registro.
Con el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología vamos a hacer un seguimiento de los acuíferos porque éstos se deben cuidar como una cuenta de ahorros hecha para la contingencia.
Sobre los acuíferos costeros tenemos planes de protección y se requiere instrumentarlos para hacerles un seguimiento permanente que nos permita tomar decisiones tempranas para que mantengan el potencial de uso que tienen hoy día.
Con PDVSA tenemos un convenio para atender toda la Faja del Orinoco, haremos sinergia sobre los registros que llevan cuando hacen sus pozos, identificando acuíferos que puedan utilizarse para resolver deficiencias del servicio en esas zonas.

¿Podría la desaceleración económica mundial ser una excusa para incumplir los planes previstos?
A diferencia de otros países, la solidez que tiene la economía venezolana y las previsiones que tomó el Presidente Chávez, nos permite llevar esta crisis en unas condiciones privilegiadas. El perfil socialista del Gobierno Nacional me permite decir -con mucha responsabilidad- que los planes que tienen que ver con los servicios de la población no van a sufrir un proceso de desinversión. Las obras que antes mencioné hablan por si solas; el presupuesto de la inversión para el 2009 supera los 1.500 millones de bolívares fuertes, buena parte de estos recursos ya están contratados, no es una promesa. Mientras que la estructura técnica –tanto del Minamb como de Hidroven y demás empresas hidrológicas- está conformada para la ejecución de esas obras.

¿Cómo AVIAS puede colaborar en la gestión integral del agua?
Esta pregunta es clave. Recordemos que una de las aristas de nuestra Constitución es la corresponsabilidad ciudadana; componente que nos recuerda nuestros derechos y deberes. En lo que respecta al agua, en su contexto general, no se puede gestionar sin el concurso de todos los ciudadanos. Todos somos operador del servicio. Contar con agua en nuestras casas supone un proceso industrial complejo y costoso, miles de kilómetros de tubería, millones de horas-trabajo y kilovatios. El llamado permanente es al uso racional de este recurso indispensable para la vida y el desarrollo.
El Viceministro concluyó: “No es por inspiración que hemos logrado las metas del milenio, es porque hay un trabajo planificado, una inversión sostenida y un desarrollo comunitario importante”.


Fotoleyenda
“Todavía derrochamos el agua, muchas veces de manera inconsciente. Una persona que disfruta de buen servicio consume 400 litros por día mientras quienes sufren un mal servicio les llega cada 20 días, como Antímano y El Junquito”.

PORTADA
Viceministro de Agua
Cristóbal Francisco Ortiz
“Estamos actualizando el inventario de nuestras aguas subterráneas”